El Arzobispado de Santiago exige redoblar el combate contra el narcotráfico

Las drogas colman hasta los campos del Cibao, denuncia el Arzobispado de Santiago en su semanario Camino.

Por: Francisco González

SANTIAGO, República Dominicana.- El pedido parece simple, pero, en una nación donde el narcotráfico ha calado hondo en las Fuerzas Armadas, la Policía, la propia agencia «responsable» de combatirlo, la DNCD, y en otros estamentos del Estado, no resulta fácil sancionar ejemplarmente la complicidad con tal crimen.

El tráfico y consumo de drogas es un grave problema hasta en los campos de la República Dominicana, donde la juventud alienada y transculturizada marcha por el camino equivocado, poniendo en peligro el futuro propio, de la familia, de la sociedad.

En Santiago las drogas circulan en grandes cantidades. Los centros de venta de los estupefacientes colman el Cibao, pese a las acciones de la DNCD.

Por eso el Arzobispado de Santiago exige mayores sanciones para quienes hacen complicidad con los narcotraficantes locales, y de otras demarcaciones nacionales.

Aunque el tráfico y uso de los tóxicos avanza de manera vertiginosa en Santiago, el Cibao, y en todo el país, el arzobispado cibaeño exhorta a las autoridades a una mayor acción, porque no pierde la fe y la esperanza en que sea reducido al mínimo el consumo de drogas.

“No esperemos que sea tarde”, exhorta el Arzobispado de Santiago al Gobierno en el editorial de su semanario Camino, que circula desde este domingo, en el cual observa escandalizado el auge incesante del narcotráfico.

“Es hora de aplicar la ley a quienes han hecho del dinero su dios, a base de la destrucción de tantas vidas, sobre todo de jóvenes que cayeron en la trampa de este vicio”.

¿Complicidad de narcos y autoridades ?

“Hay denuncias muy graves del conocimiento de algunas autoridades sobre esta realidad, y que están haciendo muy poco para erradicarlos”, protesta la cúpula católica de Santiago en medio del escándalo provocado por el accionar casi público de la red de narcotráfico y lavado de activo nacional e internacional de César el Abusador, libre al parecer gracias al chivatazo de alguna autoridad.

El arzobispado recuerda a las autoridades dominicanas que el narcotráfico es un “gran problema que ha llenado de violencia y miedo a varios países latinoamericanos”.

Camino trae a colación el concepto que del tráfico y consumo de drogas tiene el papa Francisco: “Las drogas son una herida en nuestra sociedad, que atrapa a muchas personas en sus redes. Son víctimas que han perdido su libertad a cambio de esta esclavitud, de una dependencia que podemos llamar química”.

“Ante esta dolorosa situación, hacemos un llamado a las autoridades para que tomen las medidas necesarias frente a este fenómeno que amenaza nuestra estabilidad como nación”, advierte el editorial del semanario católico Camino.

“Hay que sancionar ejemplarmente a quienes se hacen cómplices de los narcotraficantes. Recordemos que el pasmo con tiempo tiene remedio”, reclama el Arzobispado de Santiago.

Compartir

Francisco González

Periodistas de la República Dominicana